Aporta un valor añadido a tu inmueble con una visita virtual

Cuando queremos vender un inmueble, cada detalle cuenta. Debemos tener en cuenta todas las herramientas que tenemos disponibles, como es el caso de las visitas virtuales, que consiguen aportar un valor añadido a tu inmueble.

Las visitas virtuales están muy bien valoradas por los compradores, ya que les resulta una manera eficaz de investigar, cómodamente y sin prisas, todos los espacios de la vivienda que se plantean alquilar o comprar. Un factor importante de la visita virtual es que el usuario tiene una opción diferencial, respecto a la visita presencial, y es que puede visitar el inmueble tantas veces como quiera, hasta que esté seguro de que se trata de la opción que más se adapta a sus necesidades. Además, puede disponer de la visita virtual siempre que quiera y mostrar el inmueble a todo su entorno desde su dispositivo móvil, para conocer las opiniones de su entorno más cercano.

Para el agente inmobiliario, que puede hacer unas 20 visitas de media a la semana, la visita virtual supone una gran ventaja ya que gracias a ella, puede enseñar 20 propiedades en menos de una hora. La visita virtual supone un cambio de paradigma en el funcionamiento de las inmobiliarias, que han visto una salida muy resolutiva y práctica en la manera de presentar los inmuebles a los compradores.

Para un vendedor o agente inmobiliario la visita virtual resulta completamente imprescindible, para mostrar el inmueble de una forma rápida y directa y sin tapujos al usuario. El hecho de que la inmobiliaria ofrezca este servicio aporta un valor añadido para los compradores,  que pueden disponer de las imágenes nítidas del inmueble de una forma rápida, detallada e interactiva desde el sofá de su casa, sin intermediarios ni comerciales de por medio. La visita virtual se presenta como una buena estrategia para que las inmobiliarias se diferencien frente a la competencia ya que, o bien por desconocimiento o bien por desconfianza, no todas las inmobiliarias hacen uso de este tipo de herramientas tecnológicas.

Otra de las grandes ventajas de la visita virtual es que supone un escaparate abierto durante 24 horas, los 365 días al año, un reclamo muy goloso para los compradores. Además, en la visita virtual, puedes añadir todas las características del inmueble, tales como los metros cuadrados de los que dispone, número de habitaciones, orientación o teléfono de contacto.

La visita virtual representa una manera profesional de vender un inmueble, ya que utiliza fotografías hechas para la ocasión, con un enfoque totalmente nítido y diáfano, para que el usuario pueda hacer una visita virtual en perfectas condiciones, siempre que quiera. Una nueva herramienta tecnológica que permite visualizar los inmuebles de una forma mucho más real y transparente de lo que habíamos hecho hasta ahora.

Recommended Posts
Listo para la Realidad Virtual ?

dejanos tu mensaje y nos pondremos en contacto en seguida

Not readable? Change text.